Infórmate, luego votas


Febrero 02 2016

La columna del director

Gerardo Carrillo Política 0 Comentarios

Para no cometer otra vez el error de elegir a un presidente que no esté a la altura de los conflictos del Perú, algunos sin solución por muchos años (como la adecuada relación entre la minería y las regiones en las que explotan recursos), los electores deben analizar los planes de gobierno de los candidatos, sus entrevistas en distintos medios de prensa y sus presentaciones en eventos que tratan temas tan sensibles como la corrupción o la economía, además de escarbar en su pasado y sus movidas para mantenerse en la vitrina política.

Más aún cuando la mayoría de candidatos a la presidencia son cuestionados por diversos motivos: su relación con el narcotráfico, las mentiras en sus hojas de vida que presentaron al Jurado Nacional de Elecciones, los financistas de sus millonarias campañas (en el caso de algunos), la poca experiencia laboral y preparación para asumir un cargo vital para el país, sus relaciones con la aparentemente indestructible corrupción en diferentes instituciones del Estado, sus dudosos candidatos al Congreso y entorno partidario (elegidos en algunos casos a dedo, por cuánto dinero disponen para la campaña y sin elecciones internas), entre otros aspectos.

También la historia demuestra que los electores no deben decidir su voto tan solo por confiar en las portadas y en los titulares de diarios y revistas, menos en las noticias “maquilladas” e “interesadas” de los grandes medios televisivos o radiales, peor aún en las manipulables y oscilantes encuestas, y mucho menos por candidatos que regalan víveres, polos y gorras “como cancha” o bailan al ritmo del 'Totó' o el 'Chino'.

El Perú necesita con urgencia de electores que, además de informarse sobre la realidad del país y de quienes quieren gobernarlos, eliminen de sus mentes frases como  “Roba, pero hace obra” (increíblemente, en 2014, el 49% de limeños respondió que sí votaría por un candidato que robara, pero hiciera obra, y allí está Castañeda como su alcalde).

De no informarse para votar y no eliminar esas corrosivas frases para la democracia y la sociedad, las futuras generaciones seguirán cometiendo los mismos errores de los que ya “se identifican con el goce del corrupto”, como afirma el respetado psicoanalista Jorge Bruce: “Es una frase que dice mucho. ¿Qué dice?, que hay una identificación con el goce del corrupto (…) la mayoría de las personas no entran en esos niveles de corrupción porque no pueden, porque no tienen oportunidad, pero gozan viendo que hay alguien que está por encima de esas imposiciones a las que todos tenemos que plegarnos y que nos obligan a reprimir deseos, fantasías que nos encantaría llevar a cabo, por ejemplo enriquecernos de la noche a la mañana y que no nos pase nada...”. 

 

Foto: www.tvperu.com

Comentarios

Deje un comentario

Esto es opcional.
Nombres
Ingrese su nombre
Mensaje *
Ingrese su mensaje
¡Gracias por su comentario!
Su mensaje fue correctamente enviado.