“Más que leyes nos hace falta una comunidad sensibilizada para un adecuado trato a las personas con discapacidad”


Diciembre 21 2015

Johana Rodríguez Política 0 Comentarios

Me dirijo hacia el vehículo de José Muro Carrasco, coordinador en nuestra región del Conadis (Consejo Nacional para la Integración de las Personas con Discapacidad). Por un tema de comodidad, la entrevista tendrá lugar en el interior de su Station Wagon. A pesar de que solo puede utilizar sus brazos y manos, no es impedimento para que a sus 63 años –además de ser abogado y tener una maestría– conduzca un auto adaptado a él y se valga por sí mismo. Un ímpetu realmente admirable. José le solicita a su asistenta Jahaira, quien se encuentra en el asiento trasero, que me alcance un libro con las leyes que amparan a las personas con discapacidad y, mientras le doy una ojeada, nos disponemos a iniciar la conversación.

¿A qué se dedica básicamente el Conadis?

Siempre se ha mal entendido el rol de esta institución y hasta ahora la población no lo tiene muy claro. Se piensa erróneamente que nuestra función es dar alimento, ropa, educación, salud, pero no. El Conadis es un ente rector que va a fiscalizar y monitorear el cumplimiento de la ley en las empresas e instituciones según sus distintos rubros como salud, educación, etc.

¿Cómo es tratado el tema de la discapacidad por el Estado?

Este tema se ve y se trata especialmente a través de la Ley N° 29973 y también por lo que se acordó en una convención sobre los derechos de las personas con discapacidad. Esos son los ejes, el centro de la base legal. No obstante tenemos un sin número de leyes tanto para el trabajo, salud, educación. Por darte un ejemplo, la ley dice con respecto al trabajo que toda persona con discapacidad tiene un 15% de bonificación cuando concursa a un cargo público. También dice que toda entidad pública tiene la obligación de reservar un 5% de plazas para personas con discapacidad. En la empresa privada no debe ser un porcentaje menor al 3% para ambos casos, pero tiene que ser personal que esté debidamente capacitado para el cargo.

¿Todos estos beneficios que están dados en papel son ejecutados en la realidad?

Parcialmente. Con respecto al trabajo en las entidades se cumple con dar el bono del 15% para personas discapacitadas, no obstante no se cumple la cuota mínima laboral de tener un 5% y 3% de plazas reservadas para nosotros. En las universidades solo se cumple la reserva de vacantes en las nacionales, pero en la privadas aún hay deficiencias. Igual en los colegios, todavía nos falta trabajar en la educación, que es un esfuerzo en conjunto con una adecuada capacitación de los docentes. En salud es débil la ejecución de los beneficios, la ley dictamina algo y, bueno, sabemos muy bien que no se cumple, pero igual se está tratando de mejorar. La ley que tenemos es bastante rica y queremos aprovecharla al máximo.

¿Cuáles son las medidas correctivas que se imponen si no hay un adecuado cumplimiento de la normativa?

Es un poco complicado porque por ahora no tenemos forma de hacerles cumplir. Lo que hacemos es simplemente dar una llamada de atención, una intervención de buenos oficios o intervenimos haciéndoles recordar. A pesar que la ley es sancionadora, es decir, la ley está tan bien hecha que si una entidad incumple la norma el Conadis debe sancionar, el problema es que la etapa de sanción aún no se está aplicando. Por ello, todo queda en meras indicaciones.

¿Por qué aún no se llega a la etapa sancionadora?

Son cuestiones técnicas. Una política que debiera aplicarse desde el gobierno central. Más que todo aún no se ha implementado una mecánica correcta.

Entonces, ¿las sanciones no son aplicables por deficiencias del Conadis o solo del gobierno?

Es una coyuntura. No depende de uno solo, es un trabajo en conjunto.

¿Qué otros aspectos considera que hace falta para un adecuado cumplimiento de los derechos de las personas con discapacidad?

Yo creo, y siempre lo digo, que para atender, apoyar y facilitarle la vida a una persona con discapacidad no deberíamos estar pensando en una ley y mucho menos en sanciones sino en familiares, autoridades y en general una comunidad concientizada y sensibilizada para un adecuado trato a estas personas.

¿Qué medidas propone para incentivar una mayor sensibilización de la población con este tema?

Yo creo que los medios de comunicación tienen un papel fundamental al momento de la sensibilización de la comunidad, especialmente por su misma condición de ser masivos. Considero que si los medios le brindaran un poco más de espacio a la problemática de las personas con discapacidad, muchas cosas se podrían mejorar. Por ahora solo cumplen el rol de recordar a la población las fechas conmemorativas.

Sé que usted creó una asociación, ¿cuál fue la finalidad?

Sí, la asociación que fundé lleva por nombre “Universidad y Discapacidad”en la que logré incorporar un representante de cada universidad de la región, pero no llegó a funcionar. Está vigente, tiene todos sus estatutos, toda la parte legal es correcta, pero no funcionó como se esperaba.

Por otra parte, ¿considera usted que la ciudad de Chiclayo cumple con los parámetros adecuados a las necesidades de una persona con discapacidad?

No, definitivamente. Es irónico porque ni siquiera la ciudad es segura para un ciudadano común. Las rampas deben tener al menos un metro y medio según la regla, sin embargo a duras penas tienen ochenta centímetros. Lo más grave es que no se cumple la normativa por cuestiones estéticas y los perjudicados somos nosotros. Se nos hace imposible transitar libremente por la ciudad y debemos recurrir a acompañantes.

¿Cuál es la principal deficiencia que tienen las personas con discapacidad para ejercer sus derechos?

La falta de información y de empuje para salir adelante. Muchos se resignan a su condición y en otros casos las familias son las que propician esto. En mi caso, yo estudiaba Agronomía antes de accidentarme, luego ya no pude continuar esa carrera y decidí estudiar Derecho sin tener la aprobación de mi familia. Yo, por mis propios medios, empecé y terminé mi carrera. Lo que más me ayudó fueron las ganas de prepararme y el estar informado. Si no hubiera sido así tal vez ahora estuviera pidiendo limosna, eso que muchos creen debe hacer una persona con discapacidad.

Al escoger la carrera de Derecho, ¿pensó en hacerlo para velar por los derechos de las personas en su condición o fueron otros intereses?

Con toda sinceridad, dos aspectos fueron las razones por las que escogí Derecho: no podía quedarme sin profesión pues debía trabajar y tenía que escoger algo acorde a mis inclinaciones.

En su caso no necesitó del apoyo familiar para ser profesional, pero ¿considera que es necesario el soporte de la familia para la inserción laboral y social de la persona discapacitada o lo descartaría?

Es fundamental tener una familia capacitada e informada, pero si no fuese el caso y como dice un refrán: al menos si no se da que no se quite.

Luego de ya dada la inserción laboral, ¿cómo debe ser la capacitación y el desempeño de las personas con discapacidad que cuentan con una profesión?

Además del hecho de que la tasa de profesionales con discapacidad es bajísima en la región, el tema de la capacitación y desempeño es otro punto débil. Si evaluamos las condiciones académicas de estos profesionales, nos encontraremos con que el panorama en muchos casos es terrible, ahí falta trabajar mucho. Constantemente nos estamos quejando de la comunidad, de la familia y el gobierno, pero no vemos el tema desde la misma persona.

Si el Conadis es consciente de esta problemática, ¿ha tomado medidas para mejorar la salud sicológica del discapacitado?

Lo que hace Conadis es capacitar al gobierno regional y a las OMAPED (Oficina Municipal de Atención a la Persona con Discapacidad) para que realicen esa tarea. Eso es tema de salud, entonces se gestiona para que la entidad correspondiente brinde capacitaciones, talleres y todo lo requerido.

¿Cuál sería el mensaje que le quisiera dar a la comunidad y a las autoridades?

Que tomen en cuenta la legislación y tengan como necesidad el tratar constantemente el tema de discapacidad, deben tratarlo siempre, no solo por algunas etapas o motivos especiales. 

Foto: Conadis.

Comentarios

Deje un comentario

Esto es opcional.
Nombres
Ingrese su nombre
Mensaje *
Ingrese su mensaje
¡Gracias por su comentario!
Su mensaje fue correctamente enviado.