José Fernández: “Con 'Viaje' busco dar una mirada desde la muerte para entender la vida”


Agosto 08 2017

Entrevista

Jorge G Castañeda Cultura y Ocio 1 Comentarios

Me reuní con el director chiclayano José Fernández del Río para conversar sobre su proyecto cinematográfico Viaje, el cual tiene como eje la festividad de la Cruz de Motupe. El joven cineasta busca el apoyo de empresas lambayecanas y nacionales para el financiamiento de su película.

¿Cómo nace la idea de realizar la película Viaje?

La primera imagen que se me viene a la cabeza para hacer Viaje es la de un hombre cortándose los ojos en medio de una procesión. Esta es la imagen de la que parto para hacer la película. Luego, todas las preguntas que uno se hace sobre la vida y la muerte están también plasmadas en el guion. Lo que se pretende es dar una mirada desde la muerte para tratar de entender qué es la vida. Además, la necesidad de contar una historia desde mi origen, yo soy chiclayano y es un lugar que amo. Y cuando uno hace cine proyecta las cosas que ama, sobre todo Motupe, porque de allí obtuve muchos recuerdos heredados de mi abuela.

Entonces nunca estuvo en mente otras locaciones…

No, nunca. Es más cuando comencé a escribir el guion lo hice pensando en la festividad de la Cruz de Motupe. Nunca hubo ideas de grabar aquí o allá, Motupe siempre estuvo fijo.

Pero claro, hay un pedacito de la película en Lima, que es el inicio de todo, pero 90% de la película va a ser grabada en Motupe.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando en el proyecto?

El proyecto ya va a tener tres años, ahora estamos en la etapa de preproducción y la idea es buscar fondos para terminar de hacerla. Normalmente una película en Latinoamérica, y también en el caso del Perú, tarda más o menos cinco años en realizarla, así que creo que aún estoy en el tiempo.

¿Cuáles son las referencias literarias o cinematográficas que has tomado para realizar el guion y la propuesta narrativa?

Como una vez me dijo un director colombiano, Ciro Guerra: “Todos los mitos, leyendas e historias ya las ha contado alguien. Lo único que nosotros hacemos es reinterpretarlos desde nuestra propia mirada”. Yo creo que lo que hace que una película sea diferente a la otra es cómo la cuentas. Viaje tiene como referencia directa a Japón del mexicano Carlos Reygadas, quien es un director que me emociona mucho y no niego su influencia.

Hay quienes sí lo hacen…

Eso de andar negando tus influencias es como negar tus raíces y, a veces, es tonto cuando alguien viene y te dice: lo mío es novedoso, no tengo ninguna influencia. Claro, puede ser novedoso, pero siempre se parte de algo. También tengo influencia de Tarkovski y El espejo, por su marcada cuestión simbólica y el uso de metáfora cinematográfica en sus encuadres. Y por último, del argentino Lisandro Alonso, de quien asimilé eso de presentar los personajes que nadie quiere ver, a los que las cámaras no voltean a mirar, que son como los personajes secundarios de la vida y son los que a mí me gusta ver: los moribundos, los mendigos, los perdedores.

Y las influencias literarias…

Gabriel García Márquez es un escritor que ha estado presente en casi toda mi vida y creo que esta película tiene mucho de realismo mágico, siento que Motupe es como mi Macondo personal. Y bueno, hay gente que –sobre todo por el personaje que se termina cortando los ojos– la emparenta con Edipo Rey, pero nunca partí de ahí realmente, a pesar de que es notablemente una tragedia similar: la del hombre que tiene un destino fatal y trata de escapar, pero siempre de alguna u otra forma llegará a él.

¿Qué dificultades han surgido en el proceso de construcción de la película?

Muchísimas, desde gente que comenzó a trabajar en esto y ya no está hasta cosas más personales como tener que dejar mi trabajo para dedicarme de lleno a la película. Porque a veces hay que tomar decisiones así: o haces algo bien o no lo haces. Con respecto a lo que hasta ahora tenemos, que es el teaser, tuvimos también dificultades para grabar porque lo hicimos en plena época de lluvias y mientras la gente estaba huyendo de Motupe por esta crisis, nosotros nos metíamos al lugar. Creo que el cine, al ser un trabajo grupal, también te propone el lidiar y aprender a convivir con todas las personalidades que están ahí contigo. Pero aparte de todo esto, lo más complicado es conseguir el financiamiento, eso es muy difícil.

Ya que tocaste el punto del equipo, ¿cómo lo escogiste?

A quien tuve siempre en la cabeza para este proyecto fue a Toño Miranda, el actor principal. Él siempre fue el protagonista de mi película. Es más, yo le conté de mi proyecto cuando no había escrito ni una línea de mi guion y todo lo tenía en mi cabeza. Recuerdo ir a su casa y decirle “Mira, quiero hacer esto” y, aunque no tenía un sol ni una línea, la respuesta de Toño fue “Pa’lante nomás”. Luego el productor, quien es Jorge Constantino, es un amigo de la universidad que por cosas de la vida uno se distancia y se vuelve a encontrar. Cuando a Jorge le comenté del proyecto estaba trabajando como productor de Tondero y lo busqué pensando que de repente no aceptaría, pero le interesó mucho la idea. También estuvieron dos personas en producción, pero luego se abrieron porque tenían otras entendibles prioridades. El resto del equipo con el que hemos trabajado el teaser se ha ido sumando en el camino. La premisa que siempre he tenido para elegir a las personas con las que estamos trabajando es que quiero hacer cine con mis amigos o personas muy cercanas, porque a pesar de que es un trabajo y tiene muchas responsabilidades, es importante hacer lo que haces pasándola bien.

Y cuando se grabe la película, ¿se sumará más gente?

El equipo con el que hemos trabajado el teaser, se va a mantener, pero de hecho va a ver mucha gente que se va a sumar. Igual no me interesa tener un equipo de 100 personas, porque me parece importante manejar un grupo reducido, siempre es más fácil trabajar así. Tenemos gente de Lima y también vendrá un equipo colombiano porque Viaje es una coproducción entre Perú y Colombia. Lo que sí quiero es que se sume gente de acá de Chiclayo, gente que esté haciendo cosas y desee aprender.

Justamente sobre la participación de artistas locales, además de Toño, ¿quiénes son parte de Viaje?

Bueno, los tres que tenemos hasta ahorita, que son los principales. Participan Lady Vinces, quien es una amiga de hace tiempo y la conozco más por su rol de gestora cultural, pero cuando la vi trabajando en El soplador de estrellas, que es una obra que hace junto a Toño, me convencí para que interprete a la hija de Toño en la película. Y, bueno, Toño siempre estuvo, ahí no hubo mayor complicación. Por último, Angie Taboada, que es la coprotagonista, se unió al proyecto porque Toño es su profesor de teatro. La vimos, ensayamos, gustó y quedó.

¿Viaje apunta más a un cine comercial o independiente?

Bueno, no sé si apuntemos a algo. Esa dicotomía entre cine comercial e independiente me parece un poco absurda en el Perú, porque todos hacemos nuestras películas haciendo malabares. Claro, ahora hay un cine que se está haciendo para una gran mayoría, pero no hay una industria aquí. Se podría decir que mi película es más personal, que no se adapta a lo que quiere la gente, sino a lo que quiero decir yo, y si alguien en el camino me escucha y se engancha con lo que cuento, así sean diez o cien mil, no me interesa. Así haya uno que se conmueva y entienda lo que quiero transmitir, aunque a los de los fondos no les guste, estaré satisfecho.

¿Dónde está planificado el estreno?

De hecho que en Chiclayo. Tiene que estrenarse donde se hizo.

 

Mira el teaser de Viaje en el siguiente enlace: http://www.viajepelicula.com/teaser/

Comentarios

Janet Castañeda lores
Agosto 08 14:07:08, 2017
Me parece muy interesante, que luches y sigas adelante con tu proyecto, que con esfuerzo y empeño lograras hacerlo,felicitaciones y muchas bendiciones.

Deje un comentario

Esto es opcional.
Nombres
Ingrese su nombre
Mensaje *
Ingrese su mensaje
¡Gracias por su comentario!
Su mensaje fue correctamente enviado.